Alejandro Garcia Padilla

Lejos de alegrarse de la crisis de credibilidad que vive actualmente el Gobierno de su sucesor, Ricardo Rosselló, la cual se agrava con los arrestos efectuados hoy por agentes federales, de dos exfuncionarias, el exgobernador Alejandro García Padilla afirmó esta tarde en el programa Sin Miedo, en el que es panelista, que “es un día triste… esto es muy malo para Puerto Rico”.

“He iniciado la redacción de comentarios (en su cuenta de Twitter) y los he borrado... Esta es una de las ocasiones en que las instituciones políticas se tragan a instituciones como el Departamento de Educación, que es una institución democrática, al igual que Salud. La crisis política se las traga”, confesó García Padilla, al inicio del programa de NotiUno 630.

Pero el también exsenador del Partido Popular Democrático dijo que es importante destacar que hay más arrestados de la empresa privada que funcionarios. “Por lo tanto, aquel que esté diciendo de la corrupción en el Gobierno, mucho cuidado!", apuntó.

“La corrupción está en el gobierno y en la empresa privada. Se comenta mucho sobre la corrupción en el gobierno, y en la empresa privada también hay fondos públicos. Existe en ambos lados de la verja”, insistió el exgobernador.

Y lamentó que la situación se da en momentos en que la crisis económica persiste en la empresa privada, cuando la economía de Puerto Rico no ha alcanzado los números que tenía antes del huracán Irma.

“La agricultura ha retrocedido. En momentos en que nuestros líderes hacen alarde de un nivel de inmadurez extraordinario en los chats. La inmadurez y la juventud no tienen nada que ver. En este momento en que el País está descubriendo la inmadurez de algunas personas, pasa esto. El gobernador ha tenido que regresar de su vacaciones, pero tenía que hacerlo”, mencionó.

García Padilla contó que hoy “muchas personas me han preguntado si voy a beber, a ver esto con pop corn, a celebrar. Y la verdad, te la digo con el corazón en la mano; esto a mi me entristece muchísimo. El gran caso de corrupción que se delata en mi Administración, que no es poca cosa, no lo quiero disminuir, pero fue un contratista que le regaló en una cena, dos carteras y una botella de champán a la directora de una subagencia que yo eliminé en el camino antes de que explotara el caso... Eso palidece con esto que está pasando aquí. ASES y Educación con las dos agencias con más presupuesto del País. Y, cómo me siento? Pues no me alegra, me siento sumamente triste".

Y destacó que “me siento más triste por la persona ‘C’, por la persona en que se habla en el párrafo 32 del pliego acusatorio, el funcionario público que es como la mayoría de los funcionarios públicos; el que se negó a firmar el papel. Por ese resiento triste. Porque ahora todos piensan mal de los empleados públicos, porque la mayoríaa son como ese… cuando esa no es la realidad”.

Y sostuvo que "no podemos permitir que la vergüenza y repugnancia que estos casos nos provocan, nos desanimen ni nos detengan. No nos podemos desenfocar. La inmensa mayoria de los puertorriquenos y sus servidores publicos son personas decentes. Retomemos pues los caminos de la defensa de lo nuestro: de crear nuevos empleos, mejorar nuestra educación, nuestra salud, y seguir luchando, cada cual desde su trinchera, por nuestra vida como País”.

Por su parte, el expresidente del Senado, Kenneth McClintock Hernández, quien participó hoy en el programa, sostuvo que “me siento abochornado como PNP y como puertorriqueño, aunque meramente están acusados, el hecho de que haya una interpretación de los hechos que lleve a esa acción que se ha tomado el día de hoy (los arrestos y acusaciones) sugiere que personas en el Gobierno se acercan demasiado al precipicio…”.

El abogado dio como ejemplo que “como cuando dicen que me robaron las elecciones, quizá debieras haber sacado unos poquitos más de votos de que te robara… uno tiene  que cuidar la conducta de uno para que no haya ni un cintilo de evidencia para tener tu día en corte".

Y afirmó que "da un alivio personal y familiar" cuando las autoridades dicen que una persona no es objeto de la pesquisa, como hizo la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez con el gobernador Rosselló. 

Locations