En medio de reclamos de transparencia, aseguran ayuda de Unidos por Puerto Rico ha llegado al pueblo

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI) habría comenzado a realizar entrevistas sobre las finanzas y las peticiones de donativos para Unidos por Puerto Rico, entidad sin fines de lucro creada por la primera dama, Beatriz Rosselló, para asistir a los damnificados tras el azote del huracán María.

Según informes, varios empresarios, que tenían contratos con el gobierno y a quienes se les había solicitado que contribuyeran con la entidad, se encuentran entre las personas entrevistas en los ultimos dias por el FBI.

SONDEO: ¿Apoya el vandalismo, destrucción y violencia de manifestantes contra Rosselló y la Policía?

You voted:

Agentes federales, se explicó, han indagado sobre los acercamientos a estos empresarios contratistas, según fuentes del periodico El Vocero.

Se citó que Unidos por Puerto Rico recaudó sobre $41.2 millones a través de donativos de individuos y entidades dentro y fuera de la Isla. Se resaltó que tras el despido del exsecretario de Hacienda, Raúl Maldonado, el hijo de este, del mismo nombre, alegó que estuvo presente en una reunión liderada por el gobernador , en la cual el ejecutivo presuntamente ordenó que se enmendara un informe de auditoría sobre los vagones porque afectaba a su esposa.

Sin embargo, la organización ha afirmado que sus trabajos se realizaron por separado de las labores de recolección y distribución de artículos que se llevaron a cabo en el Coliseo José Miguel Agrelot y posteriormente en centros de acopio regionales.

En ese sentido, Unidos por Puerto Rico ha rechazado su vínculo con el hallazgo de nueve vagones en cuyo interior habían artículos de primera necesidad y que, según ha trascendido, fueron abandonados en los predios de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) en agosto de 2018 y que ubican en una finca propiedad de la Autoridad de Carreteras en Toa Alta.