Raul Maldonado - Rossello - hijo de Raul Maldonado - junio 25 2019

Con un tsunami político y gubernamental comenzó la semana el día de ayer. Como si no fuera suficiente con las especulaciones sobre qué buscan con federales en Educación, ASES y Hacienda, ayer el novelón de la corrupción se tornó aún más serio y oscuro al Raúl Maldonado Nieves, hijo del ahora destituído secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, ubicar al primer mandatario, Ricardo Rosselló, solicitando, nada más y nada menos, directamente, al presidente de la firma BDO, que alterara los resultados de una auditoría sobre los trabajos de Unidos por Puerto Rico con unos furgones, para no afectar a la Primera Dama, Beatríz Rosselló, quien lideró parte de esos esfuerzos tras el impacto del huracán María.

Recordemos que hace unos semanas trascendió que el Federal Bureau of Investigation (FBI) parece buscar irregularidades en la contratación de ésta firma para realizar trabajos de contabilidad y auditorías en varias dependencias, con aumentos significativos de dinero en las contrataciones. El gobernador, para alejar su figura de cualquier conexión o responsabilidad en estas contrataciones, ordenó la cancelación de los contratos de inmediato. No obstante, Maldonado Nieves lo ubica en la Fortaleza reunido con Fernando Scherrer, presidente de BDO, alegadamente pidiendo lo antes explicado. Maldonado Nieves llamó corrupto al gobernador, algo muy serio. En la primera andanada de señalamientos Maldonado Nieves escribe:  

“# mamabicho”, lo que fue interpretado como un ataque suyo al gobernador.

Las primeras declaraciones de Maldonado Nieves trascendieron cerca de las 4:30 pm de ayer, pero más entrada la noche, luego de ver el revuelo provocado, volvió a publicar otro con el mismo tono y en el que, además de corrupto indica “Cuente a quien le dijistes #mamabicho”, dejando entrever que fue el primer mandatario quien en algún momento hizo la expresión contra él o contra cualquier otra persona. Con el primer reperpero de su “post” esperaba que las aguas bajaran a su nivel, pero lanzó su segundo ataque. No hay duda que actúa bajo un coraje incontrolable luego de ver la destitución de su padre, pero lo dicho, dicho está. 

Esto se salió de control. 

Venta de influencias, contratos BDO, presuntas investigaciones a Elías Sánchez, Alberto Velázquez Piñol, Julia Keleher, supuesta mafia en Hacienda y ahora el hijo talentoso más suelto que…

¿Algo más? ¿Hay algo que pueda superar todos estos escándalos? 

Hace unos meses el presidente Donald Trump acusó al los gobiernos de Puerto Rico, a nuestros políticos, incluyendo los actuales, de corruptos. Aquí se sientieron muy ofendidos por la expresión. Con todos estos escándalos, ¿cómo explicamos que el presidente miente? Obviamente no son todos los políticos, pero ¿cómo se lleva ese mensaje de forma convincente y que en la nación entiendan el mismo? ¿Con estas noticias? 

Eso no es todo. La fiscal Rosa Emilia Rodríguez, anunció que se retiraba de su puesto como jefa interina de la fiscalía federal en la isla, aunque hay información no confirmada de que Rodríguez sería removida del puesto. Trump anunció la designación de Stephen Muldrow, quien fue fiscal federal en la isla bajo la tutela de Guillermo Gil Bonar, el mismo que dijo que la corrupción tiene nombre y apellido: “Partido Nuevo Progresista”. Gil bonar se refería a la colectividad bajo la presidencia de Pedro Rosselló González. Años más tarde Trump envía a Muldrow desde Tampa a la isla para bregar con asuntos de corrupción, entre otros, bajo la administración de otro Rosselló.

“El envío de Muldrow por parte de Trump es para validar sus tweets”, dijo a Noti Uno 630 el senador Carmelo Ríos, en referencia a los señalamientos de corrupción hechos por el presidente.

Durante la campaña del 2016 se prometió sana administración pública, transparencia, como parte de un proceso de ganar credibilidad ante nuestro pueblo, ante el gobierno de los Estados Unidos, el mundo inversionista y el mundo en general. 

Hoy, ¿como vamos en ese proceso de ganar credibilidad, a su juicio? ¿Lo estamos logrando?