Mascarilla - caja - empleados - Foto via Cybernews - mayo 12 2020

Trabajadores de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) afiliados a PROSOL-UTIER decidieron mantenerse resguardados en sus hogares hasta tanto el patrono cumpla con los protocolos de salud y seguridad establecidos por parte de esa corporación pública.

Ángel Pinto Rivera, presidente del Capítulo de la ACT de PROSOL-UTIER señaló que la unión inspeccionó diversos centros de trabajo y alegó que el patrono incumple los protocolos diseñados para reducir el riesgo de contagio de COVID-19 del personal. 

“Están paralizados cerca de 18 centros. En la mayoría de estos no se les tomó temperatura a los empleados antes comenzar a trabajar, no se le proveyó del equipo de seguridad adecuado requerido tales como: mascarillas, guantes, jabón, alcohol o ‘hand sanitizer’, no se tomaron medidas de distanciamiento social, no se desinfectaron las áreas de trabajo ni se le orientó al personal sobre el protocolo establecido por la agencia y los compromisos establecidos previamente por la unión en reunión celebrada el pasado 8 de mayo. Solo el Laboratorio de Prueba de Materiales en Bayamón cumplió con lo establecido”, informó Pinto Rivera en declaraciones escritas.

El receso ocurrirá en las oficinas regionales de San Juan, Manatí, Humacao, Mayagüez y Ponce, según indicó el líder sindical.

“No vamos a arriesgar las vidas de nuestros trabajadores y trabajadoras a causa de la negligencia e irresponsabilidad del patrono. Exigimos que se les realicen las pruebas de COVID -19, que se suplan los materiales de protección necesarios y se higienicen los espacios y centros de trabajo y cumpla con la Orden Ejecutiva OE-2020-038”, añadió el líder sindical.

Finalmente, señaló que distintos portavoces del movimiento obrero han coincidido en que no deben reanudarse labores si no se le han hecho pruebas al personal y no se les provee de los equipos de seguridad requeridos. Indicó además, que el secretario de Salud, Lorenzo González exhortó a los trabajadores a obligar a sus patronos a que les hagan pruebas de coronavirus.