Thomas Rivera Schatz - Jenniffer Gonzalez - legisladores - conferencia de prensa - Capitolio - Foto suministrada - agosto 12 2019

El Partido Nuevo Progresista (PNP) pareciera estar en proceso de autodestrucción de cara a las elecciones de 2020. El liderato político de la colectividad que más se identifica con el “corazón del rollo” luce algo enajenado o en un proceso de divorcio de la ciudadanía en general, incluso, de un sector dentro de su propia colectividad que no es “come fuego”.

Créame que lo que ocurre no es una competencia de quién sirve, cuide o promueva mejor los interéses de Puerto Rico. Es una competencia por el poder, quién lo acapara. Dentro de esa competencia, las expresiones contradictorias no se han hecho esperar.

Jenniffer González

La comisionada residente no puede disimular su deseo y desespero por llegar a la gobernación en estos momentos. Dice que no pide la secretaría de Estado, pero que está disponible para arrancarle la mano a Wanda Vázquez Garced, de ofrecérsela. Ciertamente González no quiere esa posición para ser una figura decorativa con desempeños diplomáticos. Ella la aceptaría con la condición de luego ascender a la gobernación bajo las condiciones que sean: una salida de Vázquez Garced por las buenas o por la malas. 

González ha tenido un juego de pies en el que un día se levantaba cuestionando la capacidad de administrativa de Rosselló y otro día pareciendo apoyar la expresión de que la isla estaba en buenas manos bajo el exgobernador. En febrero propone al gobierno federal que nombre un coordinador para la reestructuración de Puerto Rico, una actuación en la que parecía reconocer que Rosselló estaba incapacitado para esa tarea. Un mes más tarde servía de presentadora de Rosselló en su lanzamiento para la reelección. Luego, durante el verano, solicitaba al presidente Donald Trump que le impusiera a Rosselló este coordinador federal. 

Les explico algo en un paréntesis: cuando usted escuche a un comisionado residente o congresista solicitado algo, la mayoría de las veces es que les anticipan lo que viene y ellos salen “a las millas” a hacer la solicitud ante las gradas para cuando ocurra, adjudicarse tener grandes influencias y poder en las esferas federales. Cuando usted escuche “estamos pidiendo al Congreso y al Presidente…”, eso es que ya estaba casi planchado por el gobierno federal.

González dijo en los pasados días que cambiaría casi todo el gabinete que dejó Ricardo Rosselló porque es ineficiente, porque han manejado deficientemente los fondos federales y que prácticamente han ejercido un gobierno que no sirve. Hace unos meses, como les dije, era la presentadora del gobernador Rosselló en su anuncio a la reelección con ese mismo gabinete, o por lo menos casi el mismo. ¿Desde cuándo ese gabinete manejaba mal los fondos federales? ¿Por qué Jenniffer González no apuntaba a ese gabinete antes como apunta hoy? 

Ciertamente el timing de las expresiones buscan ganar adeptos en la ciudadanía para alejarse ahora del apellido Rosselló. 

Thomas Rivera Schatz 

Por más que él lo niegue, creo que la percepción en el país es que siempre ha buscado intentar llegar a La Fortaleza. Si se negoció o no algo en las pasadas semanas lo desconozco, no obstante, Rivera Schatz pareció encolerizado ante la inminente designación de Pedro Pierluisi, para Secretario de Estado. 

Un comentarista radial estaba al aire el pasado 30 de julio cuando recibe una llamada del presidente senatorial, según dijo públicamente. Aseguró Rivera Schatz le acababa de decir que Rosselló habría de designar a Pierluisi y que él lo iba a colgar. O sea, la determinación de colgarlo la tenía sin haber pasado un proceso legislativo de investigación y confirmación. ¿Para qué Pierluisi exponerse al Senado si ya Rivera Schatz había expresado que lo colgaría? Supongo esa acción del líder senatorial pesó en el equipo de Pierluisi y provocó su desacertado movimiento. Ya ustedes conocen la historia de lo ocurrido. 

Rivera Schatz no disimuló su animosidad contra lo que no fuera lo que él parecía desear: ni Pierluisi, ni Wanda Vázquez, proyectando que en el gobierno se tiene que proceder estrictamente como él entiende, sea o no sea así. Esa fue la proyección

Llevó a Pierluisi al tribunal para sacarlo de la gobernación  y prevaleció. Su argumento fue que estaba defendiendo la Constitución. ¿Qué dice la Constitución? Que corresponde a Wanda Vázquez Garced, como Secretaria de Justicia (porque no hay Secretario de Estado para relevar al gobernador), asumir el poder. La Constitución NO DICE que quien sustituya a un gobernador, en esas circunstancias, lo hará de forma interina en lo que un partido político decide quién tiene que ser.

Eso es lo que pareciera intentar Rivera Schatz, Jenniffer González, así como los alcaldes y legisladores que participaron el jueves de una conferencia de prensa. El mensaje indirecto, o directo, fue que Vázquez debe salir porque tiene que ser González ya que así lo decidieron los funcionarios electos del PNP. González incluso estableció que los funcionarios electos tienen una responsabilidad mayor que los designados. Eso tampoco lo dice la Constitución, por lo que es una interpretación y visión de ella. Entonces, para sacar a Pedro Pierluisi el senador Rivera Schatz defiende la Constitución, pero para sacar a Vázquez Garced, pues ya la Constitución no debe ser tan pensada porque debe ser quién quiere un partido político o los líderes que lo integran.

Pedro Pierluisi

El excomisionado residente intentó convertirse en gobernador con una mala interpretación de su equipo, según determinó el Tribunal Supremo, de forma unánime por los 9 jueces que lo componen.

Pierluisi argumentó que, al hacerse efectiva la renuncia de Rosselló y él estar de forma designada en Estado, automáticamente asciende a la gobernación por lo que ya no ocupa el puesto de Secretario de Estado y el Senado no puede pasar juicio sobre su nombramiento. Luego de eso, en su primera conferencia de prensa como gobernador, dijo que si el Senado no lo ratificaba, él se iría. 48 horas después dijo que no se iría si no lo ratificaban porque ya era gobernador. 24 horas después volvió a echar para atrás al decir que respetaría la determinación senatorial.

Wanda Vázquez Garced

Cuando el exgobernador Rosselló anunció su renuncia, la entonces secretaria de Justicia dijo estaba disponible para asumir la responsabilidad que le tocaba. Luego dijo que no le interesaba ser gobernadora. No obstante, cuando le cae en las manos la posición, entonces no desea abandonarla. Como les dije al principio de este escrito: se trata del poder.

No sé si su gobernación llegue a diciembre del 2020 porque si madura como pinta, entre Rivera Schatz y Jenniffer González parece le harán el trabajo difícil, lo que puede terminar en una salida antes de esa fecha. Por el momento todos aseguran que no hubo ningún tipo de negociación en las pasadas semanas, pero eso tampoco quiere decir que no las habrá.

Para bien o para mal, ya Wanda Vázquez es la gobernadora. Tiene sus cuestionamientos porque la investigación de los vagones, la intervención de ella y de su esposo en el manejo de las investigaciones alrededor del incidente en la residencia de su hija, así como el empeño de procesar criminalmente a una niña de una escuela en Loíza por una pelea de niñas, entre otras cosas, han dejado un mal sabor y dudas sobre el carácter profesional de Vázquez Garced.

No obstante, la incertidumbre tiene que acabar y debe haber una unidad de propósitos para sacar la isla adelante. El mes de julio y lo que vá de agosto ha costado conflictos emocionales en el pueblo, así como millones de dólares al impacto de nuestra maltrecha economía. No es que depositemos ciegamente la confianza en Vázquez Garced, precisamente por los cuestionamientos que tiene, sino que se le deje trabajar, pero con los ojos encima de ella y sus movimientos. 

Si el comportamiento de los líderes de la palma se mantiene como la pasada semana, en una guerra directa en ocasiones y en una guerra fría en otras, van rumbo a una derrota en el 2020. El pueblo no quiere más peleas, intrigas, presiones, ni abusos (bullying) políticos. A 14 meses de las elecciones, el pueblo ya está empezando a mirar el comportamiento de los que no quieren en el gobierno, y eso incluye penepés dentro de su propio partido. 

Director de NotiUno 630. Delgado, quien es egresado de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, cuenta con 20 años de experiencia en los medios de comunicación, incluyendo radio, TV y prensa escrita.