Esta tarde trascendió que concluye una era de periodismo universitario, luego de que la Administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) decidiera cerrar el periódico Diálogo, que por tres décadas, sirvió a la comunidad universitaria y al País.   

"Es incomprensible el desmantelamiento de un proyecto que por más de 30 años estuvo brindando un servicio educativo e informativo de alto nivel como lo evidencian los múltiples reconocimientos de los tres gremios periodísticos principales por años, bajo el alegato del 'ahorro' cuando tal ahorro no es evidente", reclamó la editora, Odalys Rivera.

A pesar de haber mantenido operaciones desde Río Piedras a lo largo de su existencia, en verano de 2018 la Junta de Gobierno de la institución universitaria aprobó asignarle a la UPR de Arecibo $200 mil para que pusiese en función el “nuevo modelo operativo” de Diálogo, recordó.

"Es un asunto de matemática simple, $200 mil más $109 mil (que fue el presupuesto con el que se operó hasta ahora desde San Juan) es igual a $309 mil. ¿La pregunta es dónde está el ahorro? ¿Por qué pudieron identificarse fondos para operar el proyecto desde Arecibo pero no así para que continuara funcionando en San Juan?", cuestionó la periodista. 

Rivera agregó que "aunque la Administración ha asegurado que esos $200 mil fueron transferidos a Arecibo se desconoce qué paso con dicha asignación que fue conferida para el presente año fiscal que culmina dentro de dos meses, ya que la plataforma se mantuvo operando desde San Juan".

Y puso en tela de juicio el respeto a la imparcialidad y a la labor periodística, ya que al parecer las decisiones sobre Diálogo y Radio Universidad, otro taller para estudiantes de comunicaciones donde se han pulido profesionales que hoy día están activos en los medios de comunicación, han tenido consecuencias nefastas por trabajos publicados, como nunca antes visto.

"Inquieta al alma y a la razón internalizar que los recortes a Diálogo se gestaron pocos días después que este medio publicara una serie investigativa denunciando alegadas irregularidades administrativas en la UPR de Humacao. El seguimiento de esta noticia, también salpicó a Radio Universidad. Tras ello al director de noticias de la estación no le fue renovado su contrato. Desde entonces la emisora universitaria también ha experimentado una inestabilidad en su dirección", denunció Rivera.

"Sí, hoy culmina Diálogo…al menos el Diálogo que todos conocimos hasta ahora: un Diálogo inquisitivo, un Diálogo informativo, educativo y noticioso, un Diálogo donde se ejercía un periodismo de excelencia, un Diálogo que servía de plataforma al pensamiento crítico y a los saberes diversos, un Diálogo que forjó y catapultó a tantos profesionales y periodistas", escribió Rivera para anunciar la decisión que se toma cuando parte del País está alejado del quehacer debido al feriado de Semana Santa.

"Mañana la sede del periódico oficial de la UPR quedará desierta. Las autoridades universitarias actuales así lo han dispuesto", mencionó la comunicadora.

El cierre de Diálogo se dio paulatinamente, cuando en junio de 2018 la Administración le restó gran parte del presupuesto operacional. Ello imposibilitó que se le renovaron los contratos al director y otros cinco periodistas, recordó Rivera, en el recuento de hechos.

La reducción de presupuesto representó una diferencia del 60 por ciento, cuando de $282,248 asignados el año anterior, lo empequeñeció hasta llevarlo a cerca de $109 mil. "Ello dejaría a Diálogo totalmente inoperante", indicó Rivera.

Y narró que "ese entonces solo quedamos dos empleadas: la asistente administrativa y esta servidora. Tras varias semanas de incertidumbre se nos informó que seríamos reubicadas en otras áreas y que Diálogo ya no estaría más en sus instalaciones en el Jardín Botánico. El traslado de la compañera Nidia Liz Ramos se concretó en enero de este año. El viernes en la tarde llegó mi notificación".

A pesar de las adversidades, habían logrado mantener el proyecto con la ayuda de colaboradores, así como los comunicados de prensa generados por las oficinas de prensa de algunos de los recintos, además del apoyo de varios profesores y estudiantes del sistema universitario.

"Especial mención merece el doctor Mario E. Roche de la Escuela de Comunicación de la UPR. Gracias por su continúo apoyo y colaboración, por compartir con nosotros su entusiasmo, su sabiduría, ideas y propuestas. También merece especial destaque la profesora Eva Llorens, de la UPR en Carolina, quien se mantuvo colaborando intensamente, ad honorem, en la producción de contenidos junto a sus estudiantes durante este periodo", destacó la editora.

En estos momentos, el futuro de Diálogo es incierto, ya que a pesar de que la Administración había informado que estudiantes y profesores del Recinto de Arecibo de la UPR tandrían a cargo el proyecto junto a Río Piedras, Humacao y Carolina, "hasta el día de hoy nadie de la UPR Arecibo nos ha hecho acercamiento alguno para conocer cómo opera el proyecto", mencionó Rivera.

"Ahora se dice, por lo bajo, que quien se encargará de Diálogo será Arecibo solamente. Aún se desconoce cómo el recinto arecibeño, que se especializa en comunicación teleradial y no en periodismo, conducirá el proyecto. Tampoco, se sabe que garantías habrá para que continúe cumpliéndose con el requisito indispensable de todo medio periodístico que es la independencia editorial', cuestionó.