esignado secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), licenciado Rafael Machargo Maldonado

Un serio conflicto de interés se destapó ayer en una vista pública de la Cámara de Representantes, cuando el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, y también abogado, Rafael Machargo, admitió haberse reunido con un cabildero sobre un caso ante consideración de la agencia, lo que es una violación al Código de Ética y a las leyes vigentes.

Los hechos se produjeron en la Sala de Audiencias Uno, durante una vista de carácter ejecutivo de la Comisión para el Desarrollo y la Fiscalización de Fondos Públicos de la Región Sur Central, donde se examinaba la Resolución de la Cámara 260, que atiende el tema de la titularidad de los terrenos municipales del muelle de pescadores de Santa Isabel, donde el exalcalde novoprogresista Enrique ‘Quique’ Questell Alvarado alega que dichos terrenos le pertenecen.

La presidenta de la Comisión, la representante Estrella Martínez Soto, dirigía los trabajos, cuando el representante y miembro de dicha Comisión, Héctor Ferrer Santiago interrogaba a Marchargo, quien admitió haberse reunido con Questell Alvarado en la casa del ahora exalcalde, junto al cabildero, Ing. Jorge Dávila, ex director ejecutivo de la Compañía de Turismo, donde se trató el tema de la titularidad de los terrenos de muelle de pesca. Aún Machargo conociendo que hay una querella vigente en el DRNA contra Questell Alvarado, continuó la reunión, e incluso admitió ante los legisladores, que la reunión era precisamente para establecer una negociación sobre la querella 16-097-ZMT.

“Con el mayor descaro, Machargo admite una violación de ley y alegó que no conoce las disposiciones éticas que le rigen. Esto es un escándalo de marca mayor y por eso estamos sometiendo las correspondientes querellas ante el Departamento de Justicia y la Oficina de Ética Gubernamental”, declaró el representante Ferrer Santiago, quien además preside la Comisión Anti-Corrupción e Integridad Pública de la Cámara.

Por su parte, la representante Martínez Soto aseguró que Machargo incluso admitió ante los legisladores que visitó la zona costera motivo del conflicto, junto a Questell Alvarado, quien perdió las elecciones en noviembre pasado, junto al ingeniero Dávila. “Todas sus declaraciones están grabadas en vídeo y son parte de la prueba a someterse a las autoridades. Es insólita la actitud de Machargo, quien estaba acompañado de asesores del DRNA y ninguno le apercibió de lo que estaba declarando. Incluso el compañero Ferrer Santiago le indicó si requería la asistencia de un abogado”.

Los legisladores entregaron a la prensa las cartas enviadas hoy a Domingo Emmanuelli, secretario del Departamento de Justicia y Luis Pérez Vargas, director ejecutivo de la Oficina de Ética Gubernamental. Con relación a la polémica sobre la rampa de los pescadores, el pasado 24 de marzo la legisladora Martínez Soto, realizó una vista ocular de la zona, a la cual estuvo citado el jefe del DRNA, quien delegó su comparecencia al director regional de Ponce, Melvin M. Torres Ortiz. Ante la ausencia de Machargo, se le citó a la vista que se realizó ayer lunes.