Manuel Natal - representante PPD - Foto via Facebook - octubre 16 2020

El pasado miércoles en la noche la candidata del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Alexandra Lúgaro, se quejó en el programa Jugando Pelota Dura de que el espacio televisivo estaba “invisibilizando” al candidato a alcalde de San Juan, quien a su vez es su compañero sentimental, Manuel Natal, porque no lo invitan a entrevistas. Vamos primero a lo ocurrido en el programa y luego les expongo mis puntos, y porqué las intenciones de Natal de llevar el asunto a la Federal Comunication Comission (FCC) y la Oficina del Contralor Electoral (OCE) no llegan ni a primera base, en mi opinión. 

Dijo Alexandra Lúgaro: “Yo quiero destacar que no solamente Manuel Natal está en San Juan en una posición de poder ganar la alcaldía. Estamos hablando de que con toda la invisibilización mediática, no puedo evitar mencionarlo en este espacio, donde ha estado Miguel Romero, donde ha estado Rossana López, y a Manuel Natal no se le ha invitado a este espacio.” 

Responde Yolanda Vélez Arcelay como una de las periodistas del programa: “Perdóneme, yo lo he invitado, particularmente a través del Sr. Papo Coss, y de hecho intercambiamos tweets”, en referencia a ella y Natal. 

Responde Lúgaro: “Pues a la verdad que a nosotros nos encantaría ver eso, porque de hecho, la campaña de Manuel Natal ha estado realizando esfuerzos contínuos con la producción de este programa para tiempo igual…”.  

Aclara Yolanda: “…No una, dos veces”, lo invitó. 

Responde Lúgaro: “Pues esos mensajes no han llegado”. 

Interviene Ferdinand Pérez: “Yo solamente destaco, y usted lo ha podido comprobar… existe una regla de oro y es la regla del respeto. Ese respeto se lo damos al invitado, pero el invitado nos lo tiene que dar a nosotros y esa regla no sé si se pueda lograr con Manuel Natal porque la forma en que se expresa sobre el programa es muy diferente a como usted lo hace.” 

Reitera Yolanda: “Sus expresiones (de Natal sobre el programa) han sido ulterior a las invitaciones que le he hecho yo, personalmente, desde el año pasado y el señor Papo Coss, que conoce muy bien la situación me había dicho que no, que él (Natal) tenía resistencia a venir”. 

Luego de esos intercambios, Natal escribe en sus redes “Ferdinand Perez acaba de admitir en Jugando Pelota Dura las razones por las cuales no me invitan al programa, desmintiendo a su compañera de panel, Yolanda Vélez Arcelay, quien olvidó mencionar el “caveat” que ha hecho en sus invitaciones (“Ferdinand no va estar hoy, para que vengas”). Estaré procediendo a radicar una querella en la FCC en los próximos días y ante el Contralor Electoral. Se acabó el abuso de quienes utilizan los medios de comunicación para adelantar sus intereses económicos y los de sus respectivos partidos”. En esta expresión Natal desmiente a Lúgaro cuando dice que las invitaciones de Vélez Arcelay no habían llegado. Si no hubiesen llegado, ¿cómo Natal tiene conocimiento de un mensaje que decía que Ferdinand Pérez no estaría en el programa para que él pudiera ir? Ella dice que no llegaron las invitaciones y él que sí. Contradicción entre ambos. 

Mi primera pregunta a Natal, ¿desde cuándo se muere usted porque lo inviten al programa, si Yolanda lo invitó en más de una ocasión y usted declinó? ¡Ah!, ¿que ahora necesita del programa y de que Ferdinand Pérez le dé una oportunidad? ¿Hoy se percata del alcance e impacto del mismo y lo necesita para su campaña? ¡Que cosas! Hoy necesita de un pograma que criticaba tanto. Si no, no estuviese tan desvelado por una invitación. ¿Usted cree que Manuel Natal va a estar intentando crear esta presión para que lo lleven a un programa que nadie ve o de poco impacto?  

Luego de lo ocurrido, Natal dice que está dispuesto a ir, pero lo expresa con otro insulto. Ferdinand: con eso Natal te dá la razón cuando le expresaste a Lúgaro “esa regla (de respeto) no sé si se pueda lograr con Manuel Natal”.   

En la expresión de Natal, éste dice sobre el programa “quienes utilizan los medios de comunicación para adelantar sus intereses económicos y los de sus respectivos partidos”. Otra pregunta para el representante: ¿para qué quiere ir a un programa que, según usted, busca “adelantar intereses económicos o de partidos”? ¿Porqué necesita de un programa así? Si su perse es que la agenda del programa es esa, entonces su candidata a la gobernación no hubiese estado una hora de exposición en el mismo. Tampoco los candidatos y candidatas a la legislatiura Bernardo Márquez, Rosa Seguí, Eva Prado… Son personas que van y responden preguntas sin buscar crear controversias, o insultar, para mantenerse en el spot.  

¿Sabe qué? Alexandra Lúgaro hizo su planteamiento sobre usted y lo hizo con respeto, con madurez, sin estar insultando como niño malcriado. Usted tiene todo el derecho a declinar las invitaciones, como lo hizo, y la producción tiene el derecho de poner unos parámetros de respeto e invitar a quien entienda tenga la madurez de aceptarlos. Debe entender que el mundo no gira a su alrededor y que su visión de cómo tienen que ser las cosas no son absoluta verdad. Pero eso es algo que se entiende cuando se llega a un nivel de madurez, concepto que en algunas personas llega a temprada edad, en otras tarda más tiempo y en otras sencillamente nunca llega. 

Les voy a revelar el por qué de la invitación de Yolanda a Natal con “el “caveat” que ha hecho en…“Ferdinand no va estar hoy, para que vengas”. En una reunión de producción se habló de invitarlo. Viendo el comportamiento inmaduro que llevaba Natal sobre el programa y/o sus integrantes, se discutió la posibilidad de que viniese, por llamar la atención, con faltas de respeto. Yo traje el punto que él no iba asistir por mí y por Ferdinand. Desde mi punto de vista, el representante Natal tiene fuerza sobrada para criticar, pero no la misma para aguantar de vuelta. ¿Qué político se echa a llorar en un programa de radio porque un senador le dice que sirvió comida de perro a unos policías? ¡Por esa bobería estalla en llanto!  

El propio Ferdinand indicó que había unas fechas en las que no iba a poder estar en el programa, por otros compromisos, que si querían lo llevaran esos días para que ninguna de las partes se sintienra incómoda. Uno de esos días surgió la oportunidad y Yolanda lo invitó, haciéndole saber que Ferdinand no estaría, para que él fuera. Declinó. En cambió, continuó con su línea en redes. Si Natal en aquel entonces tenía una visión de que el programa y/o alguno de sus integrantes tienen “agendas escondidas” y su convicción era que no debía ir, hoy es el mismo programa, con los mismos integrantes. ¿Porqué en aquella ocasión no quería ir y ahora hasta amenaza con querellas si no lo invitan? 

Sobre una querella de su parte ante la FCC y la OCE, debo entender que su reacción fue emocional, no pensada, mucho menos rebuscada. 

Entiende Natal que tiene derecho a que le den “tiempo igual”, que si un candidato vá al programa, su opositor tiene por “default” el mismo tiempo. Comencemos diciendo que el programa no es de relaciones públicas, que es lo que entiendo él busca. En noviembre del año pasado Natal participaba de una entrevista con la periodista Sylvia Verónica Camacho (Noticentro), quien le preguntó que nota le daba a Carmen Yulín Cruz, aspirando él a la alcaldía de San Juan. Con una actitud algo altanera Natal le respondió que él de lo que iba a hablar era de sus propuestas y aspiraciones, “del futuro” y que “en los próximos días o meses hablaremos de la alcaldesa”. ¿Lo ha escuchado usted darle nota a Carmen Yulín después de eso? No solo eso, vuelve con su perse al insinuar a la periodista, señalándola con su dedo índice, que respondía a los de “la vieja política”. Ese es su problema, que pretende ir a un espacio mediático y ponerle las reglas o los temas a discutir al o los periodistas. ¿Y si no? Rápido se hace la víctima y lanza imputaciones. En eso Natal es un avanzado pupilo de Donald Trump, en el sentido de que si las cosas no son como él desea, entonces todo es trampa, conspiraciones, agendas y otras boberías.  

Volviendo a la FCC. En el programa, como en los de NotiUno 630, se discuten temas noticiosos, situaciones que surgen, etc. Sí, en el programa han estado Rossana López y Miguel Romero, hablando y respondiendo a preguntas de controversias, noticias, de campaña, en fin, de todo. Ni López ni Romero le pautan a la producción de qué será la entrevista, qué temas se pueden hacer y cuáles no. Si no, pregúntele a López, que en una ocasión trató de imponer si en su entrevista podía estar o no Miguel Romero. La producción no se la dejó montar y ella terminó abandonando el estudio. Los políticos no tienen, ni tendrán, control del programa, y eso incluye a Manuel Natal. Él no es distinto, es igual a los demás y le aplica la misma regla, no hay razón para excluirle de la misma. 

Sr. Natal, en un caso similar, en el año 2011 se le trató de imponer al periodista Anderson Cooper su planteamiento de “tiempo igual” en un programa similar al nuestro. ¿Qué dijo la FCC? 

Según el portal Broadcast Law Group, la FCC estableció que “Siempre que estos programas no se administren de manera que sean portavoces de un partido o candidato, sino que elijan a sus invitados en función de alguna forma de discreción periodística ("periodístico" es un término muy amplio, uno que cubre cualquier tipo de juicio razonable en cuanto a interés periodístico o actualidad), el hecho de que el programa hable con un candidato para un cargo público no requiere que una estación que transmite el programa dé el mismo tiempo a todos los demás candidatos para ese mismo cargo.”  Tendría usted que convencer a la FCC de que el programa es portavoz de un candidato o un partido. Probablemente la primera testigo ante la FCC para evidenciar que no se discrimina contra candidatos o partidos sea su compañera Alexandra Lugaro, que ha ido bastantes veces. 

Finalmente señor Natal, el Contralor Electoral no actúa sobre reclamos de “tiempo igual” porque eso es campo ocupado por la FCC. ¿Sabía eso? Si se refiere a que las entrevistas a otros candidatos constiuyen una “aportación económica en especie” a estos porque usted no ha ido al programa, sería un análisis algo disparatado. ¿Cómo convencería a la OEC de que las entrevistas sobre controversias, noticias, e incluso sobre temas adversos al entrevistado, contituyen una “aportación económica en especie”? Está difícil plantear un disparate y esperar tener resultado a su favor. Pero ya sabemos cuál será su reacción: “La FCC y el Contralor Electoral son parte del bipartidismo y la vieja política, la partidocracia…”. ¿Me equivoco? Esa la narrativa aplicada en el desayuno, almuerzo y cena de MVC los 7 días de la semana.