La delegación que acudió a Boston.

El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara de Representantes, Rafael 'Tatito' Hernández, acudió hoy, al Tribunal de Boston junto a los representantes, Jesús Santa, Javier Aponte Dalmau, Luis Ortiz Lugo y Lydia Méndez, en vias de lograr enmiendas a la Ley PROMESA que permitan continuar con la renegociación con los acreedores en mejores términos, y sin intermediarios.

El abogado Jorge Martínez, quien estuvo junto a la delegación en el Tribunal, dijo en Análisis 630 después de la vista que si prevalecen en el Tribunal de Boston en declarar inconstitucional a la Junta de Control Fiscal, el caso podría llegar al Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Podría haber una suspensión de las funciones de la Junta y devolver al Congreso de los Estados Unidos la composición de la Junta, anticipó.

Por su parte, en un comunicado de prensa, Hernández Montañez manifestó que “para nosotros, es un orgullo el hecho que nuestras luchas contra los atropellos de la Junta de Control Fiscal y la administración de Ricardo Rosselló tuvieran eco en nuestra colectividad tras la aprobación de forma unánime de un grupo de 50 líderes compuesto por aspirantes e incumbentes”.
 
Por su parte, la representante Lydia Méndez emplazó a los líderes del Partido Nuevo Progresista a hacer acto de presencia. “Fui la primera en comunicarle al País que no se dejara engañar. La Junta de Control Fiscal y Rosselló son lo mismo. El tiempo me ha dado la razón, y la evidencia es clara. ¿Donde está el PNP? Estamos aquí solos como institución política los populares defendiendo a nuestra gente en el Tribunal”, dijo.
 
Mientras, el representante Jesús Santa sostuvo que los argumentos de la defensa del Departamento de Justicia Federal dirigido por los Republicanos y la Junta de Control Fiscal son una desfachatez. “Lo que han presentado hasta el momento para defender su posición deja mucho que desear. Ciertamente, raya en la falta de respeto y es una desfachatez por parte de la defensa”, manifestó Santa.
 
De otro lado, el representante Javier Aponte Dalmau resaltó lo que a su entender son elementos de tiranía. “Nuestra posición es clara: si un funcionario está envestido a implementar la política pública federal, tiene que cumplir con el cedazo constitucional del Consejo y Consentimiento del Senado Federal. Los nombramientos son atisbos de tiranía dictatoria. ¿Dónde quedó el principio de “we the people” y el balance de poderes para evitar el abuso?”, cuestionó.
 
El representante Luis “Narmito” Ortiz enfatizó en la importancia de continuar llevando el mensaje de sacar de Puerto Rico a la Junta de Control Fiscal. “La intervención totalitaria de la Junta es el resultado de la visión de los Republicanos. Con la oportunidad de tener en los próximos dos años un Cogreso Federal Demócrata, podemos continuar llevando el mensaje, para cuando asumamos las riendas del país, tengamos la oportunidad de gobernar en el 2020 de manera disciplinada pero sensible”, subrayó.