AMPR habla sobre preacuerdo con la JCF

Foto del Archivo

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) aseguró el viernes que "el rechazo del magisterio a los acuerdos entre la Asociación de Maestros (AMPR-AFT) y la Junta de Control Fiscal(JCF) es un golpe contundente a los objetivos de ese organismo federal de implantar medidas férreas de austeridad contra los trabajadores y el pueblo".

Manifestaron su júbilo y agradecimiento al magisterio que repudió el acuerdo.

"El rechazo del magisterio al acuerdo negociado por la AMPR- AFT es el primer gran golpe a la Junta y sus medidas para llevar a la miseria a nuestra gente. El ente, sin ser electo, pretende imponer medidas de austeridad extrema sobre los trabajadores y sectores vulnerables del pueblo, mientras le entregan el país a un puñado de empresarios inescrupulosos. A esas intenciones el magisterio dijo NO. Los trabajadores, los maestros, los jubilados, en fin, el pueblo, somos primero que la deuda", dijo Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la AMPR en comunicación escrita.

La AMPR-AFT incluyó, entre las disposiciones del acuerdo, que no hubieran elecciones sindicales hasta el 2027, lo que les hubiera garantizado las cuotas del magisterio. También buscaba que se les permitiera imponer a los maestros y maestras el plan médico PROSSAM, propiedad de esa organización.

"La votación representa además un rechazo a los ejecutivos de la AMPR y la AFT, que intentaron vender los derechos de los educadores a cambio de beneficios para sus empresas sindicales. La señora Aída Díaz y estos funcionarios han demostrado que no están en sintonía con el sentir de los maestros y maestras", añadió Martínez Padilla.

La presidenta concluyó diciendo que pelearán por sus retiros y "unas condiciones de vida dignas. Que sepa la Junta y la Asociación de Maestros que los maestros y maestras no aceptaremos que se nos lleve a la indigencia. El llamado al magisterio es a no bajar la guardia y estar listo para la lucha".