FBI agentes

Según la base democrática de Estados Unidos, llevar a cabo un proceso electoral justo es esencial. Para la Oficina Federal de Investigación (FBI) ha publicado una advertencia para educar a los votantes con respeto a los delitos electorales federales y cómo prevenirlos, y a su vez, alentar a los votantes a denunciar posibles violaciones.

“Cada año, los estadounidenses eligen a sus líderes y hacen oír sus voces por medio de las elecciones,” dijo Calvin Shivers, subdirector de la División de Investigaciones Penales. “Esas elecciones deben permanecer libres y justas para garantizar que las voces de los votantes sean verdaderamente escuchadas. En este momento en que los estadounidenses se preparan para votar, el FBI le pide a cada uno de los ciudadanos que se mantenga alerta y que reporte, de manera inmediata al FBI, cualquier posible plan fraudulento dirigido hacia los votantes.”

Delitos Electorales

Los delitos electorales amenazan la integridad de las elecciones y debilitan la confianza pública en nuestra democracia. Existen cuatro categorías de delitos electorales:

  • Fraude de boleta electoral
  • Violaciones relacionadas con el financiamiento de campañas políticas
  • Patrocinio político
  • Violaciones de derechos civiles, tal como la represión de votantes o intimidación de votantes

Aún cuando los estados individuales y/o las localidades cuentan con la autoridad constitucional y la responsabilidad de administrar elecciones, así como también tener sus propias leyes electorales, un delito electoral se convierte en un delito federal cuando ocurre una o más de las siguientes opciones:

  • Una boleta incluye un candidato federal o más
  • Los oficiales encargados de la elección o del lugar de votación abusan de su puesto
  • La conducta tiene que ver con registros electorales falsos
  • El delito está motivado por hostilidad en contra de grupos minoritarios protegidos
  • La actividad es una violación a las leyes federales del financiamiento de campañas políticas

Los ejemplos de delitos electorales federales pueden incluir, entre otras cosas:

  • Proporcionar información falsa en el momento de registrarse para votar
  • Votar más de una vez
  • Cambiar las marcaciones en una boleta electoral o alterar las boletas de alguna otra forma
  • Compensar a votantes
  • Amenazar a votantes con daño físico o financiero
  • Mentir intencionalmente en cuanto a la hora, lugar o manera de votar para prevenir que votantes cualificados voten
  • La recaudación de fondos con fines políticos por parte de empleados federales
  • Contribuciones que sobrepasan los límites legales
  • Contribuciones hechas por medio de un intermediario
  • Contribuciones provenientes de fuentes extranjeras o de otras fuentes prohibidas
  • El uso de fondos de campaña para fines personales u otros fines no autorizados

La distinción entre la conducta legal y delictiva es imprescindible para asegurar la integridad de las elecciones en Los Estados Unidos. Las siguientes acciones no constituyen delitos electorales federales; sin embargo, cada estado tiene sus propias leyes electorales. Si usted tiene dudas en cuanto a una posible violación de leyes electorales a nivel del estado o localidad, póngase en contacto con las autoridades locales.

  • Organizar transporte para llevar a los votantes al lugar de votación o darles tiempo libre para votar
  • Ofrecerles una estampilla a los votantes para poner la boleta electoral en el correo
  • Hacer declaraciones falsas acerca de uno mismo u otra persona
  • Falsificar peticiones de nominación
  • Hacer campaña demasiado cerca del lugar de votación

El FBI juega un papel importante en la prevención de violaciones a sus derechos constitucionales, incluyendo el derecho a votar. Reporte cualquier posible delito electoral a su oficina local del FBI lo más pronto posible.

Represión del Votante

Engañar intencionalmente a los votantes cualificados para prevenir que voten es represión del votante, y es un delito federal.

¿Sabe usted cuándo, dónde y cómo va a votar? Si es que no, hay muchos lugares acreditados donde puede encontrar esta información, incluyendo el sitio web eac.gov y usa.gov/how-to-vote. Sin embargo, no toda la información pública es confiable, y parte de esa información está deliberadamente diseñada para engañarle y para reprimir la participación.

Personas mal intencionadas usan varios métodos para divulgar información errónea en cuanto a la votación, tal como las plataformas de redes sociales, textos o aplicaciones de igual a igual en los teléfonos inteligentes.

Estas personas mal intencionadas pueden proporcionar información engañosa acerca de la hora, manera, o lugar de votación. Esta puede incluir fechas imprecisas o declaraciones falsas acerca de las cualificaciones para votar o los métodos de votar, tal como información falsa que sugiere que uno puede votar por texto, lo cual no se permite en ninguna jurisdicción.

Siempre tome en cuenta la fuente de información. Pregúntese a sí mismo, “¿Puedo confiar en esta información?” Busque avisos oficiales provenientes de oficinas electorales y verifique que la información que encontró es acertada.

Ayude a defender el derecho de votar, denunciando cualquier método de represión del votante—especialmente los que reciba por medio de un canal de comunicación privada como un texto—a su oficina local del FBI.

Comités de Acción Política Fraudulentos

Una manera ponderosa de ejercer sus Derechos bajo la Primera Enmienda Constitucional es hacer contribuciones a campañas políticas. Sin embargo, algunas de las personas o grupos que solicitan contribuciones son personas mal intencionadas, cuyo objetivo es el enriquecerse en detrimento de usted.

Los delincuentes se sienten atraídos en cada ciclo de elección por los miles de millones de dólares que gastan las campañas políticas, y usan la decepción para robarles a los ciudadanos estadounidenses el dinero que tanto trabajo les ha costado ganar. El FBI ha determinado que la gente de mayor edad corre un alto riesgo de ser objeto de una decepción.

Los comités de acción política (PAC por sus siglas en inglés) fraudulentos son comités diseñados a desviar las contribuciones políticas para beneficio financiero personal. Esto es un delito federal. Las indicaciones de que un PAC es fraudulento incluyen la desaparición del PAC y su sitio web, y que el número de teléfono esté fuera de servicio.

Si usted o alguien que usted conoce ha sido objeto de un PAC fraudulento, póngase en contacto con la oficina local del FBI y pregunte por el coordinador de delitos electorales.

Recomendaciones para Proteger Su Voto

  • Sepa cuándo, dónde, y cómo votara.
  • Busque información electoral de fuentes fidedignas, verifique quien produjo el contenido, y tenga en cuenta cuál es la intención del mismo.
  • Denuncie posibles delitos electorales ─tales como la desinformación de la manera, hora, o lugar de votación─ al FBI.
  • SI lo considera necesario, haga uso de aplicaciones en plataforma que ofrecen las compañías de redes sociales para denunciar entradas de blog que parecen divulgar información falsa o no consistente en relación a la votación y/o las elecciones.
  • Investigue a las personas y entidades a quienes usted esté aportando alguna contribución política. Si algo parece sospechoso, reconsidere la donación.