Misty

A pesar de las múltiples campañas que se han llevado en favor de la lactancia a nivel mundial todavía queda mucho camino por recorrer. Un ejemplo de ello es la experiencia que vivió una joven madre en Texas al ser expulsada de una piscina por lactar a su pequeño de 10 meses de edad. 

Se trata de Misty Daugereaux, quien hizo su denuncia pública a través de las redes sociales. “ Me echaron de Nessler Family Aquatica en hoy por lactar a mi hijo. Para comenzar tenía una salvavidas detrás de mi diciéndome que no podía lactar a mi hijo, mientras yo intentaba calmarlo porque estaba llorando. Luego llegó el gerente que me dijo que me tenía que cubrir y seguir las reglas. Por último llegó un guardia de seguridad y me expulsó de la piscina.  ¡Los empleados deben ser educados! ¡Ellos pueden usar ese momento para educar a su personal! Las lágrimas caían por mi cara. Mi hijo preguntó, mamá, ¿por qué no te dejan alimentar a MAXX?”, detalló la madre en redes sociales.

Parte del incidente quedó grabado por la cámara corporal de un policía de la ciudad. En el video se escucha decir a los gerentes que ella tenía ambos senos expuestos a lo que esta comentó que no es cierto.  “Me rompió el corazón ver ese video, no es cierto que me desnudé para alimentar a mi bebé y me parece de muy mal gusto que el oficial haya dicho que me tendría que cubrir con una sábana”, dijo la mujer a medios locales.

Entretanto, la ciudad expresó que “nosotros, la ciudad de Texas City, estamos revisando las inquietudes planteadas en Nessler Pool y cómo el caso fue abordado por nuestro personal. Le pedimos disculpas a Misty Daugereaux porque está claro que se sintió ofendida por la forma como fue tratada. Las políticas y procedimientos de la ciudad serán revisados. Cualquier deficiencia con respecto a las acciones de nuestros empleados se abordará con capacitación adicional”.