Bebe - vientre - febrero 11 2019

El gobernador de Carolina del Sur,  Henry McMaster, firmó una nueva ley que prohíbe los abortos cuando en el bebé no nacido se detectan los latidos del corazón.

Se indicó que la nueva ley prohíbe los abortos después de que los médicos detecten los latidos del corazón de un bebé nonato, generalmente alrededor de las seis semanas de embarazo. Se permitirían excepciones en casos de violación, incesto o riesgo para la vida de la madre.

Según la información, las personas que violen la ley pudieran enfrentar una multa de diez mil dólares o una pena de prisión de dos años. 

El proyecto “South Carolina Fetal Heartbeat and Protection from Abortion Act” había sido aprobado el 17 de febrero en la Cámara de Representantes con 79 votos a favor y 35 en contra. El Senado, por su parte, aprobó la medida el 28 de enero.

Entre los estados que han aprobado una ley provida similar se encuentra Georgia, Iowa, Kentucky, Mississippi, Missouri, Dakota del Norte, Ohio y Tennessee.