Arresto - febrero 21 2019

Una extraña situación ocurrió en la localidad de Waukesha, Wisconsin. Y es que un guardia de seguridad de la tienda Bath & Body Works tuvo que recurrir a llamar a la policía en la madrugada del viernes luego de que se esposó accidentalmente y no encontraba la llave.

El guardia afirmó estar aburrido y por eso se colocó las esposas. Posteriormente, se percató de que había dejado las llaves en su hogar. Según el hombre que no ha sido identificado, no es la primera vez que esto le ocurre. 

Tras los agentes lograr liberarlo, el funcionario de la tienda escondió las esposas para que no le ocurriera de nuevo.