California State House

California será el primer estado en requerir medicamentos abortivos en las universidades gracias a una nueva ley firmada este viernes por el gobernador del estado Gavin Newsom, según informó el medio estadounidense NBC News. 

Esta nueva ley entrará en vigor en el 2023 y aplicará solamente a los 34 recintos de la Universidad de California y el sistema de universidades del estado. Pero el estatuto solo será implementado si una comisión estatal puede recaudar una cantidad de $10 millones o más de donantes privados para sufragarlo.

El exgobernador de California, Jerry Brown, vetó una medida similar el año pasado argumentando que no era necesaria pues los servicios para llevar a cabo los abortos estaban disponibles fuera de las universidades. 

Pero el actual gobernador entiende que esta ley es necesaria "a medida de que otros estados y el gobierno federal retroceden, restringiendo la libertad reproductiva". 
 
Varios estados republicanos, incluyendo Georgia, Kentucky y Mississippi, han aprobado leyes prohibiendo los abortos desde que se detecta el primer latido del feto. Los grupos a favor del aborto están retando dichas leyes en los tribunales. 
 
La senadora demócrata y autora de la medida, Connie Leyva, reconoció que el aborto es un derecho protegido y que todos, incluyendo a los estudiantes universitarios, tienen acceso a ese derecho si así lo escogen. 
 
Grupos religiosos y anti-aborto se opusieron a la medida, algunos denunciando que las universidades "se convertirían en centros de aborto" y que la ley "trata de limitar las alternativas para las mujeres que no quieren terminar un embarazo".