Ambulancia - enero 30 2019

Una mujer residente en Maryland informó que a su hijo se le diagnosticó una infección rara después de que el pequeño nadara en la bahía de Sinepuxent cerca de Ocean City, en el este del estado.

Según Brittany Carey, en la piel del niño empezaron a aparecer manchas rojas que se propagaron por todo el cuerpo. Más tarde se supo que las heridas las había provocado una bacteria carnívora conocida como vibrio, que puede penetrar la piel y causar fascitis necrotizante, una infección peligrosa y en ocasiones mortal.

Brittany publicó en la red social Facebook unas fotos de la piel de su hijo llena de manchas rojas para alertar a otros padres de lo peligroso que pueden resultar heridas parecidas. La mujer escribió que poco después de que su hijo nadara en la bahía comenzó a "notar pequeñas manchas en todo el cuerpo" del niño. Al día siguiente ya "se estaban desarrollando heridas abiertas".

Advertencia: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad.