Empleados - sector privado - abril 17 2020

Los últimos datos del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos demostraron que 4.3 millones de estadounidenses renunciaron voluntariamente a sus trabajos en agosto, cifra que establece un nuevo récord.

Según la información, estos han dejado sus trabajos desde la primavera, como parte de una tendencia que se ha conocido como la “Gran Renuncia”. Los salarios están aumentando rápidamente a medida que las empresas luchan por contratar personal y muchas empresas están añadiendo bonos por firmar y revisando paquetes de beneficios con la esperanza de atraer nuevos empleados y retener el talento existente.

Los servicios profesionales y comerciales, la asistencia sanitaria y social y el comercio minorista registraron un gran número de renuncias en agosto, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

El número de trabajadores desempleados por puesto de trabajo aumentó ligeramente durante el mes, pero todavía hay más puestos de trabajo que trabajadores disponibles para cubrirlos.