Gallo cantando - Foto captura de pantalla - julio 11 2019

Aunque usted le parezca increíble, esto sí sucedió. Y es que en la isla francesa de Oléron, al suroeste de ese país, unos vecinos están molestos por un gallo que, según dicen, canta demasiado temprano y no les gusta para nada sus cacareos. Y hasta una batalla legal se ha librado en un tribunal de la localidad de Rochefort, pero ha sido postergado para el próximo 4 de julio por una cuestión legal. 

La dueña del gallo dijo estar dispuesta a dialogar con los demandantes, y lamenta que estos se hayan opuesto a tal posibilidad. Por su parte, el abogado de los querellantes ha indicado que sus clientes están dispuestos a llegar a un "arreglo amistoso", pero "piden paz y tranquilidad". "Solo quieren que encierren al gallo durante la noche", porque se trata de "una urbanización" y no está "en medio del campo".

Tags