Kaylynn Knull y Tom Schwander, una pareja de novios residente del estado de Colorado, reveló al portal de noticias “The Denver Chanel” que sufrieron una intoxicación cuando se hospedaron en un hotel de la misma cadena hotelera al que pertenece el hotel en el que murieron tres turistas norteamericanos hace unos días. 

Knull y Schwander relataron que viajaron a la República Dominicana en junio del 2018, y eligieron el hotel The Grand Bahía Príncipe La Romana, para  pasar unas vacaciones.

Según Knull, República Dominicana les pareció “un lindo lugar con hermosas playas y bebidas en piñas”, publicó El Listín Diario, un periódico de ese país.

Sin embargo, lo que esperaban que fueran las vacaciones de ensueño en un país tropical, se tornó una pesadilla cuando los turistas no quisieron pagar por una multipropiedad en el complejo. Kaylynn dijo a “The Denver Chanel” que “tan pronto como llegamos a la habitación, había un fuerte olor a pintura, mis ojos no dejaban de lagrimear y teníamos exceso de salivación”.

Según narró la pareja, esa noche despertaron alrededor de las cuatro de la mañana sumamente sudados, lo que los aterrorizó, por lo que decidieron regresar de inmediato a casa.

Reservaron un vuelo de regreso a Estados Unidos y al llegar a Colorado, les diagnosticaron envenenamiento por organofosfato, un químico presente en los plaguicidas.

La pareja radicó una demanda contra el hotel, ascendente a $1 millón de dólares (americanos). Mientras, la cadena hotelera declinó informar el tipo de químicos que utilizaron en sus instalaciones.

La pareja dijo que el caso se mantiene en pie en un tribunal de ese país latinoamericano.

Una turista estadounidense falleció en el hotel Grand Bahía Príncipe del municipio de San Pedro de Macorís, y cinco días después, una pareja también murió, y ninguno presentaba marcas de violencia. 

Locations