Papa Francisco - Misa de Cuaresma - Captura de pantalla YouTube - febrero 27 2020

El Papa Francisco reiteró con dureza que "el aborto es un asesinato", pero criticó que en el caso de algunos obispos de Estados Unidos que han pedido que no se dé la comunión al católico presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, por estar a favor del derecho al aborto, se trata más de una decisión política que pastoral.

"El problema es que es un homicidio, sin medias palabras; quien hace un aborto, asesina. Cualquier libro dice que a las 3 semanas es científicamente una vida humana", zanjó Francisco la cuestión de la interrupción del embarazo durante la rueda de prensa en el vuelo de regreso de su gira a Hungría y Eslovaquia.

Sin embargo, después, Francisco aclaró que "la comunión no es un premio para los perfectos, la comunión es un don, es un regalo", y quien no puede tomar la comunión es quien "no está dentro de la comunidad".

Los obispos estadounidenses votaron hace algunos meses de manera mayoritaria a favor de redactar un conjunto de reglas para dar la comunión, entre las que se encontraba la de no concederla a los abortistas, y por tanto a Biden, en lo que se observó que fue una victoria de la corriente católica más conservadora del país que siempre ha estado al lado del expresidente Donald Trump.