Volkswagen

Wolfsburg (Alemania) (EFE)- El grupo automovilístico alemán Volkswagen (VW) va a incrementar notablemente la producción de eléctricos para aumentar las ventas en el futuro y contribuir a reducir el calentamiento global, pero esto va a costar muchos empleos en Alemania.

El presidente del grupo VW, Herbert Diess, dijo al presentar los resultados de 2018 que van a transformar más fábricas en plantas sólo para eléctricos.

Como un eléctrico se puede producir con un 30 por ciento menos de esfuerzo que un vehículo de motor de combustión, "vamos a recortar empleos", apostilló Diess, en rueda de prensa.

En Alemania, la ofensiva de eléctricos va a suponer el recorte de entre 7 mil y 8 mil empleos hasta 2023 y 2024, la mayor parte de ellos administrativos, en las factorías de Hannover y Emden, sin despidos forzosos y aprovechando las jubilaciones, según Diess.

Aunque también reconoció en su discurso que "será difícil lograrlo sólo con fluctuaciones y jubilaciones anticipadas".

El director Financiero del grupo, Frank Witter, recordó que en Alemania han garantizado el empleo hasta 2025, por lo que hasta esa fecha no pueden acometer despidos forzosos, pero van a ofrecer jubilaciones anticipadas, que siempre han sido muy bien acogidas por los empleados.

Hasta 2022, el consorcio tendrá 18 fábricas de eléctricos en tres continentes, de ellas ocho producirán sobre la base de la plataforma modular para eléctricos, que tiene un coste de producción de mil millones de euros y reduce mucho los costes de fabricación de los vehículos.

Las factorías alemanas de Zwickau, Emden y Hannover van a aglutinar la producción de eléctricos en Europa; en China el grupo los producirá en Anting y Foshan, y en Norteamérica, en Chattanooga (EEUU).

Diess anunció que la electrificación llegará en algún momento a España, donde la compañía produce en Martorell y en Pamplona.

Afirmó que si el objetivo es que la cuota de eléctricos en la flota del grupo aumente, al menos, hasta el 40 por ciento hasta 2030, "en algún momento se producirán también eléctricos en España".

Explicó que la producción de eléctricos ha comenzado primero en las marcas premium Audi y Porsche, después en el segmento A, que es el Golf, los todocaminos y posteriormente en las berlinas.

En algún momento la producción de eléctricos llegará también al segmento del Polo, que es un automóvil más pequeño, de gran volumen de ventas, pero menor margen de rentabilidad que el Golf.

Volkswagen, que en 2018 tuvo un beneficio neto atribuido de 11.827 millones de euros netos, un 5.8 por ciento más que un año antes, prevé producir 22 millones de vehículos eléctricos en diez años con la nueva plataforma, siete millones más de los que había calculado hasta ahora.

Quiere lanzar casi 70 modelos eléctricos nuevos en los próximos diez años, en vez de los 50 anunciados hasta ahora.

El grupo automovilístico se compromete con los objetivos sobre el clima del Acuerdo de París de reducir el calentamiento global hasta por debajo de 2 grados centígrados.

El objetivo de 2025 del grupo VW es reducir el impacto de CO2 de la flota de vehículos en un 30 por ciento en el ciclo de vida del automóvil, en comparación con las emisiones de 2015.

El primero de la nueva generación de eléctricos es el Audi e-tron, que comenzó a producirse en enero y se entregará en abril, al que seguirá el Porsche Taycan.

Diess dijo que el eléctrico ID, que es la nueva familia de eléctricos con la nueva plataforma modular, tendrá el precio del Golf GTD a gasóleo bien equipado, que cuesta unos 30.000 euros.

El presidente de VW pidió incentivos fiscales para impulsar las ventas de eléctricos.

Al Audi e-tron y al Porsche Taycan seguirán el ID.Crozz, el Seat el-born, el Skoda Vision E, el ID Buzz y el ID.Vizzion.

Para ello el grupo invertirá en este área más de 30 mil millones de euros hasta 2023.

Y para asegurar la ofensiva de eléctricos han elegido a las chinas SKI y CATL y las coreanas LG Chem y Samsung como suministradores estratégicos de baterías.

Volkswagen va crear con Ionity 400 estaciones de carga en Europa hasta 2020 en carreteras y autopistas.

Su filial Elli ofrece cargadores de pared para cargar la batería en el garaje o en casa y en el Reino Unido se puede cargar en los supermercados Tesco. 

Locations