Arzobispo de San Juan - diciembre 27 2018

Foto de archivo

Como una "tragedia humana", asi calificó el monseñor Roberto González Nieves la situación que viven los maestros de los colegios católicos a quienes se les adeuda el pago de sus pensiones.

“Es una tragedia humana que haya colapsado, pero es importante entender que ni una sola de las escuelas, sino todas las escuelas, que aportaban… somos corresponsables del Fideicomiso”, expresó el religioso tras culminada la misa del Domingo de Ramos, celebrada en la Catedral de San Juan.

El religioso nada dijo sobre un futuro pago a los educadores y las preguntas sobre el caso en contra de la iglesia por las pensiones las dirigió a las licenciadas Carmen Conde y Marylin Rivera, indicó ayer El Nuevo Día.