Melissa Mark Viverito - Carmen Yulin - febrero 27 2019

Los neoyorquinos eligieron este martes al concejal negro Jumaane Williams como su nuevo defensor del pueblo en la ciudad, ya que el concejal de Brooklyn recibió el 33 % de los votos, por encima del resto de los otros 16 candidatos en liza, en un cargo que acostumbra a ser un trampolín político.

De los 17 candidatos que disputaron el cargo, en una votación no partidista en la que tres latinos buscaron sin éxito hacer historia, el demócrata se impuso con un amplio margen, pues ya recontado el 90 % de los votos el segundo fue el concejal de Queens Erich Ulrich (19,2 %), quien bajo el partido "Sentido común" basó su campaña en revertir la huida de Amazon de su distrito.

Williams centró su campaña en su rechazo a las políticas de vivienda del actual alcalde, el también demócrata Bill de Blasio, quien a su juicio no hizo suficiente para ofrecer vivienda a los neoyorquinos con bajos recursos.

Tras una jornada en la que los colegios electorales estuvieron abiertos de seis de la mañana a nueve de la noche, acudieron a las urnas menos de 400.000 ciudadanos, en una elección especial que ya de por sí suscita poca participación.

En esta ocasión, los neoyorquinos acudían a votar sólo al defensor del pueblo -se acostumbra a hacer junto a otras elecciones-, después de que Letitia James dejase el cargo tras salir elegida fiscal general del estado en las elecciones de noviembre. El alcalde Bill de Blasio también fue antes defensor del pueblo, un cargo por tanto que da popularidad y es un trampolín político.

Al surgir la vacante y tal como establece la Constitución de la ciudad de Nueva York, De Blasio debía convocar la elección especial en 45 días, si bien el mandato de Williams solo será hasta el próximo noviembre, cuando se deberá votar ya para un mandato de dos años. Ahora estará en mejor disposición para seguir en el cargo.

Los neoyorquinos eligieron entre 17 políticos, 15 de ellos demócratas, entre ellos la expresidenta del Concejo Melissa Mark Viverito, de origen puertorriqueño y los concejales de origen dominicano Ydanis Rodríguez y Rafael Espinal.

Melissa Mark Viverito quedó tercera con el 11 % de los votos, mientras que los dominicanos quedaron muy rezagados con el 6 % y el 3 %, respectivamente.

Williams ha logrado el cargo tras recabar el apoyo del prestigioso diario The New York Times y ya antes aspiró a subgobernador del estado de Nueva York en las elecciones de noviembre, en las que se enfrentó a la también demócrata Kathy Hochul, que buscaba revalidar, y aunque ella ganó la contienda, el concejal la sobrepasó en la ciudad de Nueva York con 414.000 votos frente a 354.000.

El cargo de defensor del pueblo, un puesto creado en 1993, sustituye al alcalde en su ausencia o si no puede ejercer su cargo -cabe recordar que De Blasio no ha descartado presentarse a las presidenciales-, y la forma de elección directa por parte del ciudadano es una característica que no tienen otras ciudades y países de Europa o América Latina, por ejemplo.

El defensor del pueblo vigila que las agencias locales cumplan con su responsabilidad con los neoyorquinos, investiga querellas y puede presentar o ser coautor de propuestas de ley. Para ello cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de dólares.