El recién electo al Salón de la Fama del Béisbol, Edgar Martínez, ya se encuentra en su natal Puerto Rico, a donde llegó esta tarde, para celebrar junto a su pueblo el tan esperado reconocimiento a su carrera deportiva desarrollada con los Marineros de Seattle

En el mensaje pronunciado en el Salón de los Gobernadores del Aeropuerto Luis Munoz Marín, Martínez agradeció al gobernador Ricardo Rosselló, a la secretaria de Recreación y Deportes y al alcalde de Dorado, Carlos López, por estar presentes.

Martínez mencionó que fue inspirado por la leyenda puertorriqueña Roberto Clemente y por la emoción que un cuadrangular o doble que anotó, causó en su tía, quien estaba viendo el momento por televisión, cuando era un niño

"Desde allí a mí me interesó el juego de béisbol. Seguí, inmediatamente empecé a seguir el juego, a practicarlo y nunca dejé de jugar el juego. Para mí es un placer, un orgullo, especialmente en los últimos años que no ha habido mucho que celebar, para mí es una satisfacción tremenda que podamos celebrar este momento", expresó. 

Sobre el momento en el que supo que fue avalado por la prensa deportiva para ocupar un lugar en Cooperstown, Martínez le dijo a preguntas de NotiUno que "bueno, al principio, cuando le dan la noticia a uno, no hay mucho tiempo para celebrar.Uno tiene que ir de entrevista en entrevista, como dos horas después del anuncio, uno está de entrevista en entrevista. El siguiente día es similar. Entonces tienes almuerzo con periiodistas y personas que trabajan con el Hall of Fame   

El alcalde de Dorado aprovechó para ofrecer un reconocimento a Martínez.

Su carrera

Martínez, quien jugó toda su carrera en las Ligas Mayores (1987-2004) con los Marineros de Seattle, es el quinto boricua en el Salón de la Fama uniéndose así a Roberto Clemente, Orlando 'Peruchin' Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

La Ceremonia de Exaltación será el domingo, 21 de julio.

Junto a Martínez serán exaltados Lee SmithHarold BainesMariano RiveraMike Mussina y póstumamente Roy Halladay.

Martínez está considerado uno de los mejores bateadores de su generación y en reconocimiento a sus ejecutorias, el Premio al Mejor Bateador Designado de cada temporada lleva su nombre.

Según reseñó EFE, Martínez fue elegido el pasado 22 de enero al Salón de la Fama al recolectar el 85,4 % de los votos -de un mínimo de 75 %- en su última y décima boleta de parte de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

Martínez se retiró con promedio de .312, la segunda mayor registrada por un puertorriqueño, detrás del .317 de Roberto Clemente.

El exintegrante de los Marineros de Seattle jugó 18 temporadas, en las que ganó dos títulos de bateo en la Liga Americana (1992 y 1995), convirtiéndolo en el único bateador designado en lograrlo.

Además, lideró dicha Liga en dobles en dos temporadas, 1992 y 1995, al conectar 46 y 52 dobletes, y fue elegido a siete "Juegos de Estrellas".

Martínez salió como designado en 1.412 de los 2.055 partidos de su carrera, por lo que en el 2004 las Grandes Ligas lo distinguieron con su nombre al Mejor Bateador Designado.

Martínez tiene también entre las estadísticas 514 dobles1.261 carreras impulsadas y 1.209 carreras anotadas.