Edgar Martínez, el quinto puertorriqueño que asciende al Salón de la Fama de los Inmortales del Béisbol de Grandes Ligas, se unió esta noche a su gente en Dorado, Puerto Rico, para celebrar ese triunfo que corona su carrera profesional, con el que soñó cuando era un niño y vivía en el barrio Maguayo, de ese municipio. 

El toletero, quien jugó con los Marineros de Seattle toda su carrera en las Ligas Mayores, llegó acompañado de su madre, con quien guarda gran parecido. Ésta recibió un ramo de flores, como parte del reconocimiento que el Municipio de Dorado planificó para celebrar a uno de sus hijos predilectos.

Martínez recibió la noticia de que la Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó que la carretera PR 693, que discurre a través de cuatro barrios y llega hasta el pueblo de Dorado, sea designada como la Avenida Edgar Martínez Salgado.

La temporada de los Guardianes de Dorado, cuyo apoderado es el Grandes Ligas Yadiel Molina, junto a la Administración Municipal, le será dedicada, anunció el alcalde, Carlos López.

Emocionado, Martínez rememoró en un mensaje al público, sus inicios en las Pequeñas Ligas.

Al dirigirse a su barrio, manifesto “gracias Carlos (López). Carlos Delgado (ex Grandes Ligas) por el apoyo. Me alegra ver a Mako Oliveras, mi dirigente en el equipo de San Juan. Muchas amistades que he visto, (hay) muchas caras aquí y me traen gratos recuersos, Carlos Concepción, mi familia, gracias a todos. Para mi es de mucha alegría y satisfaccion verlos aqui! Gracias a todos. Me sientio muy contento de estar aquí con ustedes”.

 “Siempre he pensado que este barrio y este parque de Maguayo fue la clave en toda mi carrera. No hay pelotero o profesional que no tenga una base y para mi, la gente de Maguayo, este parque, todo lo que comparto con ellos a través de los años, forman parte de mi persona”, dijo con voz entrecortada.

Martínez agregó que “yo estoy aquí y tengo tantos recuerdos gratos que en realidad me ayudaron a ejercer mi carrera. Recibí de todos ustedes soporte, educación, motivación. Y pues, eso ayuda mucho cuando uno está tratando de establecerse en las Grandes Ligas. Sinceramente, gracias! Gracias a todos los que han formado parte de este lindo homenaje”.

Tras interrumpir su mensaje para saludar desde la tarima a personas que identificaba entre el público, nuevamente expresó su agradecimiento.

“De verdad, gracias a todos. El apoyo que he recibido de todos en los últimos años y a través de mi carrera ha sido clave para poder llegar a donde estoy hoy. Y ahora, podemos celebrar con Andy (Montañez)”, añadió Martínez.

Martínez, quien jugó toda su carrera en las Ligas Mayores (1987-2004) con los Marineros de Seattle, es el quinto boricua en el Salón de la Fama uniéndose así a Roberto Clemente, Orlando 'Peruchín' Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

La Ceremonia de Exaltación será el domingo, 21 de julio.

Junto a Martínez serán exaltados Lee SmithHarold BainesMariano RiveraMike Mussina y póstumamente, Roy Halladay.

Locations