Salon de clases - febrero 8 2019

Padres y estudiantes de escuelas del casco urbano de Toa Alta amanecieron hoy en protesta para reclamar al gobierno acción contra una planta asfaltera que durante los pasados meses ha generado olores tóxicos que ha obligado la cancelación de clases. Alegan que mientras la empresa se hace millonaria pone en riesgo la salud de la comunidad escolar.

Así lo denunció por NotiUno 630, Miriam Ramos, una de las madres de los estudiantes afectados.

Interviene: Eliezer Ramos