911 oficinas - febrero 11 2019

La crisis en el Negociado del Sistema de Emergencias 9-1-1 llega a los extremos que una llamada de ayuda durante una emergencia puede tardar entre 2 y 3 minutos, poniendo en riesgo la vida de familias y ciudadanos.

Así lo denunció en el programa Alerta 630, Aramis Cruz, vicepresidente de la unión de empleados del Negociado.

Y es que según precisó la crisis llega a tales extremos que el dinero para que los municipios den apoyo al Negociado para manejar las emergencias, no está siendo asignado, pues queda a discreción del secretario de Seguridad Pública Héctor Pesquera.

Pero la crisis es de tal magnitud que el empleado de la agencia levantó la voz de alerta al destacar que la muerte de la joven Jessica Ortiz Vázquez en Corozal el fin de semana pasado pudo haberse evitado si la ayuda no hubiese tardado unos 30 minutos.

Carlos Tolentino tiene los detalles.