Arranca reestructuración de Departamento de la Familia

Ante el proyecto del senado 573 de la autoría del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz para establecer que los diferentes programas que se ofrezcan a través de las dos secretarias auxiliares del Departamento trabajen en total coordinación aún no ha quedado claro si este cambio en la agencia podría causar que se afecten los […]

Luego de que el Departamento de la Familia (DF) abriera una convocatoria para reclutar a 200 trabajadores sociales y 50 supervisores, la agencia no ha logrado llenar todas estas vacantes y mantiene la necesidad de llenar las plazas de estos profesionales para agilizar los servicios.

La secretaria de el DF, Glorimar  Andújar, anunció que la agencia se prepara para abrir otra convocatoria de estos profesionales porque solo pudieron reclutar 184 trabajadores sociales y supervisores cuando se necesitan más.

“El trabajo social es una de las áreas más fuertes del Departamento. Se necesitan los profesionales más comprometidos. Las Unidades de Investigaciones Especiales trabajan 24/7”, resaltó.

Pero expertos advierten que bajos salarios, cargadas agendas de trabajo y falta de protección en situaciones de riesgo dificultan que estas plazas sean atractivas y se llenen con la urgencia que se requiere.

La preocupación es tal que la presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Puerto Rico, Mabel López Ortiz, se reunió recientemente con Andújar, para discutir esta situación y plantear algunas alternativas que ayuden a llenar estas plazas, como un protocolo de salud y seguridad que les de herramientas de protección para facilitar el trabajo de estos profesionales.

Según la catedrática del Departamento de Trabajo Social de la Universidad de Puerto Rico, los trabajadores sociales que trabajan en el DF tienen “las peores condiciones de trabajo y las peores pagas”, lo que asegura le hizo saber a la titular de Familia en la reunión que sostuvieron el pasado 16 de septiembre.

La convocatoria que el DF abrió el año pasado para reclutar trabajadores sociales ofrecía un sueldo de $1,770 al mes. López Ortiz destacó que un salario de entre $1,700 y $2,000 al mes es muy bajo en contrapeso con el alza en el costo de vida. La catedrática reconoció que, con la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal, esos salarios no se pueden mejorar por el momento.