Arma de fuego y casquillo

El presidente de la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencias de Armas de Puerto Rico (CODEPOLA), Ariel Torres Meléndez, cuestionó hoy, que se proyecte como ‘asesino’ al comerciante que utilizó su arma legal para defenderse de un criminal enmascarado en medio de asalto en el restaurante Dragon City en Villa Palmeras, Santurce.

“Ningún ciudadano decente asesina, se defiende. El ciudadano repele una acción criminal en su contra”, aseguró Torrez Meléndez.

“Lo que está ocurriendo es simple: el pueblo está cansado ante la alta incidencia criminal, y en el caso del dueño del negocio en Barrio Obrero, éste ha sido víctima de incontables atracos”, agregó.

Torres Meléndez enfatizó que “salvó la vida de todos, la suya, la de sus empleados y comensales. Tanto el comerciante, como los presentes, estaban en riesgo de muerte o grave daño corporal, pues el asaltante estaba armado de una pistola y un gas pimienta. Además, se encontraba en el lugar de negocios del comerciante, lo que está protegido por el Artículo 25A del Código Penal actual”.

Ante las declaraciones del gobernador hoy, de que ‘Puerto Rico no se va a convertir en el Viejo Oeste en los Estados Unidos’, Torres Meléndez afirmó que “Puerto Rico no es el viejo oeste. En el viejo oeste había honor y respeto. Cuando dos personas tenían una situación que necesitaba ser resuelta con armas, recurrían a un duelo de honor. En el viejo oeste, a diferencia de Puerto Rico, no había armas automáticas, ni tiroteos en medio del pueblo en horas de la mañana. El criminal en Puerto Rico no tiene ningún respeto por la vida de sus enemigos y menos por los ciudadanos que estén en el entorno”.

Enfatizó que este incidente “es el mejor ejemplo de que la Segunda Enmienda de la Constitución sí funciona, y Puerto Rico debe encaminarse a tener una Ley de Armas que beneficie al ciudadano, no al delincuente. Ya es hora de que el pueblo se defienda y el gobierno no le siga poniendo trabas, para evitar muertes de personas inocentes”.

El proyecto ante la consideración de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Representantes sólo busca atemperar la nueva ley a las decisiones más recientes del Tribunal Supremo Federal, donde se reconoce el derecho del ciudadano que no tenga récord criminal para protegerse.

Felicitó a los senadores que aprobaron el Proyecto de Ley 1050 de la autoría de Nelson Cruz Santiago, y a los representantes porque están escuchando al pueblo y están abiertos para realizar las enmiendas necesarias a la Ley de Armas 404-2000, pensando en la seguridad de la ciudadanía.

La CODEPOLA cuenta con una matrícula de seis mil socios y se dedica a defender al ciudadano que legítimamente tiene licencia de armas.