La Casa Blanca.

En momentos en que miles de puertorriqueños han demostrado su deseo de que el gobernador Ricardo Rosselló renuncie al puesto ante la publicación de un chat de Telegram y los arrestos federales por corrupción, la Casa Blanca sostuvo que esto valida las “preocupaciones” del presidente Donald Trump sobre la administración en la isla. 

“Las situaciones de la pasada semana evidencian las preocupaciones del Presidente en cuanto a la corrupción, mal manejo y politización. Nos mantenemos comprometidos con la recuperación de Puerto Rico protegiendo el dinero de los contribuyentes y los sobrevivientes puertorriqueños del abuso financiero y la corrupción”, dijo en declaraciones escrita el secretario de prensa de Casa Blanca, Judd Deere. 

Las declaraciones fueron enviadas al periodista de CBS David Begnaud mediante declaraciones escritas. 

 

Y es que Trump en varias ocasiones ha mencionado el tema de la corrupción en la isla.