Carmen Jovet

La mujer noticia durante su programa: En caliente con la Jovet

Aunque la mujer ha avanzado en sus luchas por cerrar las brechas de género, aún queda trabajo por hacer a nivel mundial. De eso da fe Carmen Jovet, quien en 1968 se convirtió en la primera mujer ancla en la televisión puertorriqueña.

La llamada “mujer noticia” recordó que en sus inicios en el periodismo experimentos múltiples rechazos laborales por ser mujer.

“La primera lección  que aprendí es uno no puede rendirse. La gente piensa ‘ay que suerte ha tenido Carmen’, he tenido todos los obstáculos que usted se pueda imaginar. El primero: pensaban que la mujer no tenía credibilidad para dar una noticia. Cuando yo trato de incursionar en este campo no habían mujeres”, contó Jovet.

Eso no impidió que la comunicadora buscara las vías para seguir la pasión que tenía “desde niña”.

“En mi mente soñé y pensé [en esa carrera] y comencé a meterme en los programas de radio y de televisión buscando yo misma la oportunidades”, rememoró.

Jovet se labró su camino laboral mientras criaba cuatro hijos. Por eso, no vacila en concluir que “todas las mujeres somos mujeres maravilla”.

Aún así, no considera que su huella se limite a haber sido la primera mujer ancla en la televisión local, sino que se amplió cuando dirigió un departamento de noticias y comenzó a reclutar mujeres en los puestos que muchos años eran ocupados por hombres.

“Ahí me dediqué a llenar de mujeres la mesa de redacción, de reportera. Posteriormente, conseguí mujeres camarógrafas y muchos compañeros varones ayudaron a las mujeres a crecer”, explicó.

A pesar de que es considerada un periodista veterana, Jovet no contempla retirarse pronto.  Lo que sí quiere hacer, mientras tanto, es escribir un libro y seguir dando voz a la ciudadanía. 

“Pero yo no sé que me falta porque, lamento informar por este medio, que no tengo ningún plan ni proyecto de retiro. Así que lo que me falta es levantarme mañana para hacer mi programa de radio, prepararme para mi nuevo proyecto de televisión, cumplir mis compromisos con los que depositaron la fe en mí… ¿Qué me falta por hacer? Prácticamente todo”, apuntó. 

 

“Hay que seguir luchando”

 La periodista, que mantiene su programa En Caliente con la Jovet por NotiUno 630, reflexionó sobre la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y todo lo que implica la lucha de la mujer en torno a la jornada la laboral y el derecho al voto.

“Esta semana en vez de pensar en flores, en regalos que lo agradezco. Yo pienso en las mujeres que dieron su vida para que tuviésemos una jornada de ocho horas, para que podamos ejercer cualquier profesión, para que nos valoren. Las mujeres que lucharon para que tuviéramos un voto. El voto es un arma para lograr la equidad. Esas mujeres que nos precedieron, que dieron su vida. Que ya no están, lograron las cosas que disfrutamos hoy”, sentenció.

 

Del mismo modo, lanzó un reto a la generación actual a que no dejen de luchar por lograr un sitial en todas las instituciones.

“La pregunta es: ustedes la generación más joven ¿qué están haciendo para que en el mañana las recuerden como las abrieron el camino para la generación venidera?  Los derechos no se regalan, se luchan, se ganan, se reclaman”, cuestionó.

A su juicio la equidad no se ha logrado porque “menos del 1 % de las riquezas de nuestro planeta está en manos de mujeres”.

“La pobreza es femenina, la pobreza tiene cara de mujer. Así que tenemos que sacar a la mujer de la pobreza. Tenemos que lograr una mejor educación, tenemos que competir y aspirar al máximo”, lamentó.