Asociación de Maestros

Suministrada

La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Elba Aponte Santos dijo el martes que el inicio de clases será irregular por la situación que todavía confrontan con la inspección de escuelas y las estructuras que no están aptas para dar clases.

“Decir que va a ocurrir un inicio de escolaridad con normalidad con las 856 escuelas eso no va a ocurrir. Podría haber un inicio escolar para unas partes y no con los niños, sino principalmente con los directores, consejeros escolares y maestros y que los padres vayan a una casa abierta”, dijo Aponte Santos en conferencia de prensa.

“Posiblemente para el 28 puedan comenzar algunos niños. Eso si no ocurre nada”, añadió.

Según Aponte Santos, comenzaría primero la Región de San Juan y escalonadamente hasta la Región Sur.

Por su parte, la secretaria general de la Local Sindical de la AMPR, Grichelle Toledo, sostuvo que retornar a la normalidad es parte fundamental para atajar la situación que vive el país.

A esos efectos, propuso como alternativa que aquellas escuelas que no estén aptas para comenzar, se utilicen espacios abiertos para dar clases.

Otra alternativa podría ser utilizar los llamados campamentos ciudades que prepara la Guardia Nacional y habilitarlos como salones de clases.

La presidenta de la AMPR sostuvo que, hasta el momento, se han inspeccionado 396 escuelas. Hay 42 maestros en el área sur que perdieron sus casas o se vieron afectados por los terremotos registrados.

El representante exclusivo de maestros ha participado en algunas de las inspecciones que se han llevado a cabo en algunos planteles escolares.