Dinero

“Puerto Rico ha tomado un paso importante hacia su recuperación económica total. La confirmación de la Corte federal al plan ajustado, según provisto por el Título III de Ley PROMESA, permite la reestructuración del 25 por ciento del total de la deuda pública incurrida por los pasados gobiernos”, sostuvo el gobernador Ricardo Rosselló, en declaraciones escritas.

El gobernante aseguró la ratificación del acuerdo constituye la primera vez que una Administración de Gobierno logra reducir la deuda pública de Puerto Rico.

Y sostuvo que “el resultado de la negociación y aprobación de parte del Tribunal federal es evidencia de la credibilidad que su Administración ha ganado ante entidades financieras importantes y el Gobierno federal”.

A través del acuerdo, la gente de Puerto Rico va a lograr grandes ahorros que sobrepasan los $17 mil millones del servicio de la deuda, y aproximadamente 33 por ciento del principal.  

Además, “esto representa más de $400 millones anuales que estarán disponibles para servicios en áreas críticas como salud, educación, pagos de pensión y seguridad pública, en cumplimiento con otras obligaciones.

“Hoy, el Gobierno de Puerto Rico, en lugar de aumentar la deuda como pasó en administraciones pasadas, se dirige a reducirla”, apuntó el mandatario.

 Y añadió que “aprecio el esfuerzo realizado por nuestro equipo fiscal, bajo el mando de Christian Sobrino, quien responsible y exitosamente alcanzó un importante acuerdo para Puerto Rico”.

Rosselló dijo que continuarán con sus planes para reestructurar el resto de la deuda, bajo condiciones ‘justas’ que faciliten la provisión de servicios gubernamentales a la gente y un crecimiento económico estable para Puerto Rico.