Rusia - manifestacion - policia - Foto captura de pantalla - agosto 13 2019

La fiscalía rusa amenazó a una pareja, padres de un niño de un año, de retirarle la custodia porque supuestamente llevaron al menor a una protesta no autorizada. Inmediatamente la pareja rechazó los cargos que se presentaron en su contra. 

Según la información, las autoridades acusaron a Dmitri y Olga Prokazov de poner en peligro al niño al llevarlo a la marcha del 27 de julio en la capital rusa (Moscú) que la policía dispersó violentamente y de entregarlo a otro hombre al que se busca y que es sospechoso de organizar disturbios.

El padre del menor Dmitri Prokazov alegó que la pareja había salido a pasear por el centro de Moscú y que no participó en la protesta. Indicó que estaban enterados de la manifestación y que simpatizaban con los manifestantes, pero que no querían participar porque estaban con el niño.

Las autoridades detuvieron a más de 1,400 personas durante la marcha del 27 de julio y otras 1,100, de acuerdo con un grupo independiente.