Increíble pero cierto. Y es que una mujer del sur de Florida, que decía ser "pitonisa", fue condenada a tres años y cuatro meses de prisión por cobrar 1.6 millones de dólares a una mujer de Texas para retirar una maldición a su familia.

La fiscalía rusa amenazó a una pareja, padres de un niño de un año, de retirarle la custodia porque supuestamente llevaron al menor a una protesta no autorizada. Inmediatamente la pareja rechazó los cargos que se presentaron en su contra. 


Subscríbete a Nuestro Newsletter




Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

Último minuto