Héctor Pesquera y el gobernador Ricardo Rosselló.