Derrame - Bahia de San Juan - Foto suministrada - julio 19 2021

El director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos de Puerto Rico (APPR), Joel Pizá Batiz, ofreció una actualización sobre el derrame ocurrido en la bahía de San Juan.

“Ayer domingo a las 11:50 de la mañana, personal de seguridad del Muelle 4 notificó de olores y manchas de apariencia aceitosa en el área marítima adyacente al Muelle 4 y 6 de la Bahía de San Juan. La APPR realizó las coordinaciones correspondientes con la Guardia Costera de los Estados Unidos y activó su protocolo de emergencia de respuesta ambiental, desplegando inmediatamente recursos técnicos especializados para identificar, contener y limpiar dicho material. El Municipio de San Juan, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y la Junta de Calidad Ambiental (JCA) fueron debidamente informados de la situación. También se procedió a notificar al National Response Center (“NRC”), como parte del protocolo de la APPR”, explicó Pizá Batiz. 

Detalló que los esfuerzos de limpieza de los contratistas de la APPR incluyeron la instalación de material absorbente y el despliegue de equipo especializado que, al presente, ha contenido el material de forma efectiva. En adición, se utilizaron solventes biodegradables para neutralizar dicho material en el agua.

“La situación está bajo control gracias a la pronta respuesta de la APPR y todo el equipo inter agencial que dijo presente. Es importante resaltar que las investigaciones preliminares apuntan a que el material en cuestión no es combustible o material propio de una operación marítima en o cerca de los referidos muelles”, añadió Pizá Batiz.

Agregó que, hasta la fecha, la investigación sugiere que dicho producto reúne las características de un material asfáltico, proveniente de las alcantarillas aledañas, pues se confirmó material alojado en las mismas. No obstante, dicho producto también está siendo recogido con material absorbente por la firma contratada.

“En vista de lo anterior, la APPR no descarta formular una querella ante la Policía de Puerto Rico y cualquier otro foro pertinente para descartar que lo ocurrido en la mañana de ayer haya respondido a un acto deliberado o de crasa negligencia”, enfatizó Pizá Batiz, al indicar que el material será analizado para su identificación.

“La APPR y el resto de las agencias concernidas continuarán vigilando celosamente el desenlace de esta situación que, como ya hemos mencionado, afortunadamente está bajo control”, concluyó Pizá Batiz.