Sistema de Emergencia 9-1-1

El secretario del Departamento de Seguridad Publica, Pedro Janer, sostuvo en Normando en la mañana que se espera para el fin de semana estén en operaciones las oficinas del sistema 9-1-1 que actualmente permanecen cerradas por casos positivos de coronavirus.

Los ciudadanos pueden llamar nuevamente al Sistema de Emergencias 9-1-1, que en la noche del miércoles quedó fuera de servicio por contagios del COVID-19 entre sus empleados.

“Luego de extensas gestiones con las compañías proveedoras de telefonía y gracias a la colaboración del Negociado de Telecomunicaciones, finalmente se logró el enrutamiento (‘call forward’) de las llamadas al Sistema de Emergencias 9-1-1, para que sean redirigidas al 787-343-2020, donde hay personal disponible para atenderlas y canalizarlas”, anunció el DSP.

El miércoles en la noche el secretario del DSP, Pedro Janer, confirmó que el Centro de Llamadas del Negociado de Emergencias 9-1-1 cerró operaciones por contagios de Coronavirus.

“Esta noche (miércoles) se tomó la determinación de cerrar los (dos) Centros de Recepción de Llamadas del Negociado de Sistemas de Emergencias 9-1-1 luego de que empleados de ambas instalaciones reportaran resultados positivos al COVID-19. Para garantizar la continuidad de las operaciones y que las emergencias sean atendidas correctamente, se utilizará el Despacho del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), conocido como Control Central, que opera 24 horas con personal debidamente adiestrado”, dijo Janer.

“Los empleados que tuvieron o pudieron haber tenido contacto con las personas afectadas, fueron puestos en aislamiento y se realizarán las pruebas para detectar COVID-19 en los próximos días, como establecen los protocolos del Departamento de Salud. De otra parte, ambos edificios serán descontaminados y próximamente se informará la fecha en que reanudarán las operaciones”, sostuvo el funcionario en la noche del miércoles.