Salon de clases - marzo 12 2019

Se mantiene vigente la orden de que todas las escuelas públicas y privadas mantengan en pausa las clases presenciales esto ante la situación que enfrenta la Isla con los contagios del COVID-19.

Así lo informó el gobernador Pedro Pierluisi al indicar que “mientras Puerto Rico está a un nivel rojo, por regla general y protocolo del Departamento de Salud, hay que suspender las clases presenciales”.

El pasado 8 de abril, el secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, ordenó el cierre de escuelas públicas y privadas por dos semanas, del 12 al 23 de abril, basado en el resultado del informe semanal de análisis de transmisión comunitaria del COVID-19 que realiza Salud para la toma de decisiones en los planteles.

Para esa fecha, el informe confirmaba que habían 38 pueblos con un nivel de transmisión alta. Sin embargo, el informe de la semana pasada elevó la alerta a 64 municipios, cuando la tasa de positividad del virus fluctuaba en un 13%. Hoy, la tasa de positividad es de un 12.5%.

El gobernador explicó que si se percibe una mejoría en las cifras de contagios para la próxima semana se evaluaría recurrir a métodos extraordinarios para que “algunas escuelas” reabran sus puertas y regresen a clases presenciales.

Según datos ofrecidos por Salud, hay 163 escuelas certificadas para abrir cuando el nivel de contagio lo permita; 111 planteles pendientes por certificar y 584 unidades pendientes de entrar al proceso de certificación.