Guardia Nacional - Foto via Facebook - julio 16 2019

Archivo

El ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, informó que el Departamento de la Defensa impartió instrucciones para que los estados y territorios estadounidenses, como Puerto Rico, preparen la logística para un proceso de vacunación masiva contra el COVID-19.

Actualmente, hay dos vacunas contra el COVID-19 aprobadas para su uso temprano en China y una en Rusia. Estas fueron avaladas sin tener una tercera fase de pruebas clínicas completadas, lo que ha generado críticas a nivel internacional. En la tercera fase de ensayos clínicos se prueba la vacuna en cientos de miles de personas de diversas localidades. Otras seis vacunas están en esa etapa de los procesos.

El militar explicó que, en esencia, el gobierno federal está estableciendo unas guías que cada jurisdicción deberá adaptar según sus capacidades y características particulares. En esas guías se espera que estén identificados los segmentos de la población que recibirán la vacuna primero. Reyes dijo que, a juzgar por pandemias previas, probablemente se le dará prioridad a los profesionales de la salud y los primeros respondedores, incluyendo los militares, por ser el grupo de personas con más exposición a este tipo de enfermedad.