Ya sabíamos de jóvenes con condiciones que han incursionado en el baile y el modelaje, incluso de puertorriqueñas como Sofía Jirau, quien tiene Síndrome Dawn y a los 22 años logró su sueño de modelar en la pasarelas de Nueva York.

Ahora, para demostrar que no hay limitaciones, sino condiciones a pesar de las cuales el ser humano logra superarse y luchar por sus sueños, Rachel Barcellona da un paso al frente para incursionar en otro certamen de belleza.

Esta vez, a sus 22 años, se convierte en la primera persona con autismo que compite por la corona de Miss Florida, a finales de junio.

Tras haber conquistado títulos como Miss Florida Internacional, Miss Sureste Internacional y Miss Río Manatee, ahora dice que se siente más que preparada para “inspirar a la gente” y obtener esa corona.

Barcellona  le dijo al canal de televisión WFLA de Tampa, donde reside la estudiante preuniversitaria y activista en favor de la inclusión de las personas con la condición de autismo, que no es una novata en los concursos de belleza.

Según recogió el periódico El Universal, su afición por los certámenes inició a la temprana edad de 5 años, lo que ha continuado durante su adolescencia y juventud, excepto un tiempo en el que sintió “depresión y ansiedad”.

La joven, que también es modelo y cantante de ópera, expresó que participar en los certámenes le ayuda a “hacer amigos y a ganar confianza”.

A Barcellona, contar con una madre que es enfermera, pero que además, luchó porque se desarrollara a su mayor potencial, ha sido pieza clave en la obtención de sus sueños y metas.

Los médicos hicieron el diagnóstico cuando tenía tres años.

“Me decían que nunca me iba a graduar y que no iba a tener amigos”, relató la joven, quien expresó que adora a su madre, entre otras muchas cosas, por haber luchado para que el negativismo quedara fuera de su vida y “haberla ayudado a ser quien es hoy”.

La joven ha participado en presentaciones de ópera el plazas de tanto renombre como el Madison Square Gardens de Nueva Cork. Además, ha cantado el himno nacional de Estados Unidos en público.

Barcellona quiere que los jueces del certamen sepan que el autismo no le afecta y que está lista para representar a Florida en el certamen a nivel nacional.

“Los concursos de belleza son también un espectro (como el del autismo). Hay que encontrar el que es apropiado para cada uno e ir a por el título porque realmente puede hacer que una joven tenga más confianza en si misma y se empodere para ser una mujer maravillosa”, dijo la joven de rubia cabellera y Hermosa sonrisa, quien estudia en la Universidad del Sur de Florida.

El certamen para elegir a la próxima Miss Florida comenzará el 25 de junio, y se llevará a cabo en Lakeland.

En este vídeo, la joven habla sobre distintas personas con autismo que ha encontrado en su diario vivir y cómo pueden lograr lo que se proponen.

Locations